Libertad para tu Negocio

Tendencias de búsqueda

Planeación estratégica de empresas de servicios

EMyth
13 agosto, 2015

El sector de servicios, tal como se define aquí, incluye grupos importantes de la industria del comercio, las finanzas, seguros, comunicaciones, servicios públicos, transporte y gobierno, así como empresas de servicios personales. Todos ellos representan casi tres cuartas partes de las fuentes de empleo de una nación. La naturaleza misma de  un “servicio” implica un mayor grado de interacción personal. El aumento de la presencia de empresas de servicio, en los dos últimos decenios, ha hecho que este sector sea el de más rápida expansión de la economía y con más oportunidades de negocio. Este  mayor nivel de atención personal es la relación que establece una empresa de servicios, y es lo que lo que la distingue de un fabricante o vendedor de bienes tangibles. Normalmente, es esta falta de un producto tangible, lo que presenta uno de los mayores desafíos para el desarrollo y comercialización de una empresa del sector. En el desarrollo de un negocio de servicios, a diferencia de uno basado en productos, hay varias cosas a tomar en cuenta en su planeación estratégica: cómo comercializar el negocio de los servicios, cómo “producir” y ofrecer el servicio, y por último, lo que hay que cobrar por ese servicio – todas estas son consideraciones que deben ser estratégicamente pensadas – todo lo cual presenta diferencias considerables de  cómo se hace negocio en una empresa basada en producto. Planeación estratégica de empresas de servicios Comercialización eficaz Uno de los mayores dilemas para todas las empresas de servicios es la comercialización de sus servicios con eficacia. Las características del servicio de las empresas de éxito son realmente el valor y la calidad. Aunque muchos de los aspectos financieros de una empresa de servicios no son diferentes a los de un negocio basado en productos, hay algunas características únicas por considerar. Conoce algunas de ellas en http://e-myth.com.mx Mientras que un producto tiene que ser hecho, transportado, almacenado, envasado, entregado, etc., esto no sucede con un servicio, así que algunos costos asociados con la empresa fabricante y/o venta de productos tangibles, simplemente no existen para el negocio de servicios. Por otro lado, “costos blandos”, tales como los costos de horas adicionales de los empleados, capacitación y personal de apoyo, pueden ser mayores para un negocio basado en servicios. A pesar de la gran cantidad de consejos y programas, muchos empresarios aún se resisten a la posibilidad de encontrar la mejor forma de comercializar y promocionar su negocio. Y esto es igualmente cierto para los proveedores de servicios. El aprovechamiento de estas características, en sus esfuerzos de mercadeo, es clave para irrumpir  y destacar de entre el ruido y sobreoferta en el mercado y así poder alcanzar sus clientes ideales.

¿Encontraste útil este artículo?

Comparte en redes sociales

Artículos relacionados

El perfil del emprendedor
ch-el-perfil-del-emprendedor
IPADE
6 septiembre, 2017
Las oportunidades de negocio para mujeres y hombres distan, aunque el emprendimiento se da en ambos, conozca las oportunidades que tiene cada...

Colaboradores: