Libertad para tu Negocio

Tendencias de búsqueda

¡Odio mi trabajo! ¿Qué hago?

IPADE
13 agosto, 2017

¡Odio mi trabajo! ¿Qué hago? Es verdad, todos en algún momento de nuestra vida hemos enunciado esta frase desde el fondo de nuestro corazón, de hecho, la mayoría de los trabajadores viven a punto de estallar cada día. Hay muchas razones de porqué esto ocurre y son cada vez más las personas que se sienten “quemadas” en el trabajo. No obstante, es posible recurrir a soluciones integrales que permitan liberar la tensión laboral. ¿Qué es el burnout o estar quemado en el trabajo? El burnout es literalmente estar quemado, es decir, no tener motivación para trabajar, estar agotado más allá de lo natural y perder el foco del trabajo. Esto implica que las personas que lo sufren estén estresadas todo el tiempo y básicamente insatisfechas y exhaustas. Esto acarrea consecuencias para la vida del trabajador y de la empresa, puede llegar incluso a cuadros de depresión severa, a ver la vida con cinismo y con desapego emocional por todo. Además, se ha descubierto una diferencia clara entre hombres y mujeres con burnout, ya que los hombres dejan sus trabajos mientras que las mujeres por los roles sociales y culturales siguen adelante en sus labores aunque estén quemadas sin siquiera ser conscientes de ello. Hoy el burnout es una de las causas más recurrentes de incapacidad laboral y de padecimientos psiquiátricos asociados al trabajo. Por lo que no es tema menor para las empresas, o no debería serlo. Algunas señales de alerta en el trabajo y en tu vida • Sentirte altamente estresado • Ser irritable e incontrolable ante situaciones que en otro momento podrías dominar • Volverte especialmente intolerante a la frustración • Evitar ciertas tareas en el trabajo que te causan estrés • Tener una postura cínica ante situaciones importantes • No dormir, abusar de sustancias • Tener conflictos frecuentes con personas cercanas Estos síntomas y sus efectos negativos han llevado a tipificar el burnout como una enfermedad laboral, como una dolencia psíquica que impide trabajar. No se trata simplemente de estrés laboral como muchas veces se denomina, es mucho más complejo y puede tener como origen lo difícil que resulta actualmente conciliar la vida familiar y laboral, sobre todo para las mujeres que tienen diversas actividades asociadas con la responsabilidad familiar y laboral. INEGI (2015) Estadísticas a propósito del día internacional del trabajador doméstico. De acuerdo con el libro ¡No aguanto más! de la doctora Beatriz Quintanilla existen una serie de soluciones integrales para poder prevenir el agotamiento extremo en el trabajo: • Cuidar las horas de sueño. • Concentrarse y atender la actividad a realizar. • Aprender a decir que NO. • Gestionar el tiempo y las actividades: respetar horarios, fomentar el tiempo para estar solos y reflexionar. • Propiciar horarios personales. • Delegar ciertas funciones a los colaboradores. • Cuidar la convivencia con familia y amigos. • Aprender a desconcentrarse de las actividades del trabajo. • Fomentar la amistad con otros círculos de amigos. • Pedir consejos a otros ejecutivos. Work-Life Balance, un consejo En uno de los videos del proyecto The School of Life llamado “Work-Life Balance”, nos explican este tema de una manera sencilla. Hacen una comparación de nuestra vida con un auto, específicamente con un Audi deportivo que es súper eficiente y rápido, debido a que está programado y diseñado para cumplir sólo esa tarea, una máquina no puede hacer dos o más cosas a la vez. A diferencia de nuestro cerebro, que es un complejo órgano cognitivo y emocional, capaz de resolver, pensar y sentir muchas situaciones. Por eso podemos ocuparnos de las diferentes dimensiones de nuestra vida: hijos, marido, trabajo, vida espiritual, amistades, etc. El cerebro trabaja en generalizaciones y no en una única tarea, si fuera a la inversa seríamos muy buenos para una situación concreta, como lavar la ropa (como lo hace una maquina) pero muy malos para otras, por ejemplo, al manejar chocaríamos siempre. Esto es un hecho científico, sin embargo, en el mundo del trabajo ocurre de manera inversa, nos piden que seamos buenos en todo y que además, nuestra vida personal marche sobre ruedas para que no perdamos tiempo. De manera que todo atenta contra el verdadero balance entre vida y trabajo. No podemos ser CEO de una empresa, madre las 24 horas del día y la mejor atleta de alto rendimiento. Estos estándares atentan contra la salud mental y física, por lo que debemos elegir sabiamente, y estar conscientes de que es necesario adoptar soluciones integrales que mejoren nuestra calidad de vida. Fuentes: Trabajo y familia. Hacia nuevas formas de conciliación con corresponsabilidad social. Resumen ejecutivo, Organización Internacional de Trabajo, primera edición, 2009. “Haciendo lo mejor para las familias”, Online in English at: www.oecd.org/social/family

¿Encontraste útil este artículo?

Comparte en redes sociales

Artículos relacionados

¿Qué aprender de Steve Jobs?
que-aprender-de-steve-jobs 2
IPADE
25 abril, 2016
A continuación, daremos a conocer las cualidades y virtudes que llevaron a Jobs hasta la cima, las cuales serán de ayuda para producir negocios...

Colaboradores: