Libertad para tu Negocio

Tendencias de búsqueda

Industria 5.0: ¿Cómo eleva la competitividad de las Pymes?

Mamut
28 agosto, 2019

Industria 5.0: ¿Cómo eleva la competitividad de las Pymes?

El surgimiento de esta nueva tendencia representa la oportunidad de que Pequeñas y Medianas Empresas del sector manufacturero puedan integrar el uso de tecnología en sus cadenas de producción.

Por Jorge De Lara, Vicepresidente y Gerente General de Global Commercial Services para American Express México y América Latina

Recientemente una de las tendencias más importantes en el sector manufacturero es la “Industria 4.0”, aquella en la que el uso de tecnología es primordial y que apunta a la utilización de la inteligencia artificial y el internet de las cosas para su desarrollo. En la Industria 4.0, la automatización de procesos de producción es la clave para el desarrollo de las compañías. Muchas Empresas a nivel internacional han direccionado sus estrategias para migrar hacia ella.

De acuerdo con información del Industrial Robot Report 2018 de la Federación Internacional de Robótica, en 2017 existían a nivel global 381 mil robots industriales en operación, y se proyecta que para 2021, esta cantidad será de 630 mil, con un crecimiento promedio del 14% por año.

Esto ha impactado de manera directa en la organización y funcionamiento de las compañías, se ha modificado el perfil del trabajador y con ello los procesos de contabilidad y administración dentro de las Empresas, así como la priorización de inversión. De acuerdo con el estudio Monitor Global de Negocio y Gasto 2019, elaborado por el Institutional Investor para American Express, 40% de los encuestados manifiesta que sus compañías han invertido en Inteligencia Artificial, 30% en Internet de las cosas y 27% en robótica y sistemas de automatización.

Como contraste de esta tendencia, recientemente surgió la idea de la “Industria 5.0”, un concepto en el que se busca entrelazar el trabajo de las máquinas con la creatividad humana. Bajo esta premisa, tanto maquinaria como personas tienen un lugar primordial dentro de las cadenas de producción, donde se utiliza la tecnología en labores repetitivas o riesgosas con la participación humana en tareas creativas y de personalización a través de la utilización de “robots colaborativos”, que son aquellos que permiten la interacción con humanos en un espacio de trabajo compartido.

Un modelo más asequible

El modelo de “Industria 5.0” puede resultar adecuado para PyMEs dedicadas a la manufactura, pues la maquinaria requerida -los llamados “robots colaborativos”- son más asequibles y ocupan una menor cantidad de espacio para instalar y operar. Adicionalmente, el nivel de especialización que se requiere para formar parte de estas cadenas productivas es más variado, lo que facilita la tarea de contratación de personal.

Esta tendencia podría ayudar a las PyMEs a ubicarse en un punto que les permita competir y colaborar con grandes corporaciones. La industria 5.0 representa además un aliciente para los trabajadores, pues la automatización se realiza de forma parcial y les permite desarrollar sus habilidades en labores específicas, creativas y de toma de decisión.

Procesos de administración flexibles

Una de las características más importantes de la industria manufacturera es la fluctuación en los gastos como consecuencia de la disminución o aumento de la producción. Gracias a la automatización, la Industria 4.0 minimizó estas variaciones, ayudando estandarizar los procesos de administración.

Con la incursión de la Industria 5.0 en las PyMEs, será necesario que los equipos de finanzas de las Empresas sean capaces de implementar procesos de administración flexibles que les permitan hacer frente a las variaciones de gastos que puedan presentarse. Es aquí donde es necesario conocer y sacar el mayor provecho de las herramientas financieras con las que se cuente; es importante establecer tiempos de cobro y pago que permitan no descapitalizar a la Empresa o en su caso aprovechar las opciones de crédito que dan Las Tarjetas Corporativas.

Es útil también hacer uso de las herramientas digitales de control de gastos, aquellas que permitan rastrear, monitorear y controlar los pagos realizados por los colaboradores en nombre de la compañía.

Procesos tan importantes como la administración y control de pagos, siempre necesitarán del factor humano para poder optimizar y asegurar los estados financieros de las compañías, por lo que la Industria 5.0 viene muy bien para el desarrollo de las Pequeñas y Medianas Empresas.

En resumen, la Industria 4.0 ha sido un factor determinante en el crecimiento de grandes Empresas, pues, gracias a la automatización, ha sido posible la estandarización de procesos y la producción en masa. Sin embargo, la Industria 5.0 representa la oportunidad para las PyMEs del sector de contar con una automatización parcial, asequible y adaptable a sus necesidades, que pueda colocarlos en una posición competitiva a nivel local, regional o global.

Para más información, visita https://www.amexempresas.com/libertadparatunegocio/

¿Encontraste útil este artículo?

Comparte en redes sociales

Artículos relacionados

Ventajas de adoptar el CDFI 3.3
ventajas_adoptar_ch
Mente Digital
4 diciembre, 2017
La adopción de la nueva factura 3.3 representa un beneficio para su contabilidad y finanzas por su eficacia en la automatización de...

Colaboradores: