Libertad para tu Negocio

Tendencias de búsqueda

¿Cómo hacer un buen discurso de fin de año?

Mamut
3 diciembre, 2018

¿Cómo hacer un buen discurso de fin de año?

Un discurso de fin de año es una oportunidad para recapitular las cosas que han pasado: los retos que ha enfrentado la empresa, los logros que ha obtenido y las trasformaciones que ha sufrido; también es una ocasión ideal para delinear las metas para el año que viene.

Para un directivo, estructurar un mensaje adecuado en esta fecha es muy importante, ya que es el momento idóneo para motivar a sus colaboradores y reforzar su liderazgo. Por ejemplo, un líder que siempre motivó a los demás con excelentes discursos fue Steve Jobs, y para muestra está el que le dirigió a la generación de egresados 2005 de la Universidad de Stanford.

Recapitular, reconocer y proyectar

No dejes de tocar los siguientes puntos clave en tu discurso de fin de año:

  • Hacer un reconocimiento a todos los colaboradores que formaron parte de los distintos proyectos realizados por la empresa en el año.
  • Recordar las dificultades que se encontraron y cómo se superaron.
  • Describir las metas para el próximo año y motivar al equipo para alcanzarlas.

La forma del discurso

Al armar tu discurso, asegúrate de que cumpla con las tres C’s:

  • Corto
  • Claro
  • Conciso

Algunos expertos dicen que 13 minutos es una duración ideal para un discurso. El tono de tu intervención debe generar empatía con los empleados de la empresa. Esto lo puedes lograr si tienes en cuenta que lo importante es agradecer y valorar el trabajo más allá del aspecto económico, y si en tus palabras se refleja la empresa como un todo donde cada departamento es esencial.

Los ojos puestos en el futuro

En la última parte del discurso de fin de año es importante mostrar a nuestro equipo que es posible llegar a más. El objetivo es contagiarlos de ambición haciendo hincapié en los proyectos que se perfilan para el siguiente año. Hay que tomar en cuenta que un buen discurso genera confianza y lealtad hacia quien lo pronuncia.

Al plantear las metas de la empresa, es importante que estas no sean excesivas y sobrepasen la capacidad real de la organización, pues esto puede resultar contraproducente y abrumador. Lo mejor es plantear objetivos claros con los que cada trabajador pueda identificarse y así busque esforzarse más. A partir del discurso de fin de año, los oyentes deben ser capaces de visualizar cómo pueden mejorar tanto la empresa en general, como cada empleado en lo individual.

Fuentes:

¿Encontraste útil este artículo?

Comparte en redes sociales

Artículos relacionados

¿Cómo elegir un proveedor de transporte de mercancías?
Mamut
28 agosto, 2019
En la cadena de suministro de las Empresas mexicanas, el transporte de mercancías es la actividad que más se contrata de manera externa, debido en gran medida a los costos...

Colaboradores: