Libertad para tu Negocio

Tendencias de búsqueda

Cómo adquirir vehículos para la flotilla de autos empresariales

Mamut
16 octubre, 2018

Cómo adquirir vehículos para la flotilla de autos empresariales

Una flotilla de autos empresariales es una herramienta de trabajo que sirve para volver más eficiente la operación de un negocio, impulsando así su desarrollo y productividad. Lo primero que hay que tener claro antes de lanzarse a adquirir vehículos utilitarios es el uso que va a dárseles, ya que de esto dependerán una serie de factores a considerar al momento de decidirse entre las distintas opciones que se ofrecen en el mercado.

Factores clave

Una vez que sabemos qué servicio queremos que el automotor preste a la empresa, podremos definir la capacidad de carga de mercancía o personas requerida, así como las dimensiones y las adaptaciones necesarias, como caja refrigerada o seca. En este sentido, es importante tomar en cuenta que existen distribuidores que pueden realizar al vehículo las modificaciones que se requieran, evitando así la necesidad de acudir con un tercero y posibilitando que la garantía no se invalide por la alteración.

También hay que analizar la longitud promedio de los recorridos que hará la flotilla de autos empresariales, así como el tipo de terreno por el que rodará habitualmente. Una vez que tengamos el perfil exacto del vehículo utilitario, podremos encontrar opciones que cumplan con los requerimientos que hemos establecido y compararlas tomando en cuenta factores como el tipo de combustible y el rendimiento por kilómetro que ofrecen.

¿Comprar o rentar?

Antes de comprar hay que obtener información de los planes de crédito que ofrece el distribuidor, así como de las tasas de interés fijas o variables, las penalizaciones por pagos anticipados, posibles descuentos por compra de flotilla de autos empresariales, el monto de los seguros, las tenencias, y el costo de los servicios y refacciones.

También se debe analizar si resulta más conveniente comprar o contratar un servicio de leasing o arrendamiento puro que permita utilizar el auto sin tener el título de propiedad. Este formato puede resultar especialmente atractivo para las PyMES, ya que no afecta su flujo de efectivo al no necesitar descapitalizarse para tener acceso a un vehículo. El leasing permite, además, respetar el capital de trabajo de la compañía y liberar líneas de crédito que pueden ser utilizadas para otras inversiones.

Para decidirse entre la compra y el leasing de vehículos utilitarios para la flotilla de autos empresariales, hay que comparar el costo de la propiedad, incluyendo seguros, tenencias y mantenimientos, con el costo del leasing, donde estos gastos corren a cargo del arrendador.

Fuentes:

https://www.entrepreneur.com/article/266535

https://carmatch.mx/articles/advice/consejos-para-comprar-un-auto/como-seleccionar-el-mejor-auto-para-tu-empresa

¿Encontraste útil este artículo?

Comparte en redes sociales

Artículos relacionados

Cómo logra el equilibrio la mujer, entre la oficina y familia
-cómo-logra-el-equilibrio-la-mujer-entre-la-oficina-y-familia
Mente Digital
28 junio, 2016
Cuando la mujer asume un papel ejecutivo y al mismo tiempo es madre, todo suele ser más difícil, logre un equilibrio entre el trabajo y la...

Colaboradores: