Libertad para tu Negocio

Tendencias de búsqueda

Co-creación, la nueva fuerza creativa

IPADE
8 noviembre, 2016

Hoy cuando se habla de co-creación vienen muchas referencias a nuestra cabeza. En marketing este concepto se refiere a la participación activa del consumidor para delinear o personalizar un producto o servicio. Dentro del ámbito corporativo, co-creación se refiere a la capacidad que tienen los colaboradores o proveedores de una empresa para mejorar un sistema dentro de la misma. Por ejemplo, la marca de autos Volvo decidió hace unos años desarrollar un modelo deportivo nuevo colaborando con sus usuarios, en ello participó un grupo de mujeres de California, quienes externaron su opinión sobre los autos deportivos. Este proceso de co-creación implicó dos años de trabajo y muchas reuniones con personas externas a la compañía y dio como resultado un nuevo modelo, el XC90 NPD.[1] Pero co-creación en otros ámbitos se refiere a la posibilidad de aportar a una causa desde distintos saberes y personas. Sumar para llegar a un mejor resultado. Todo este comportamiento nuevo se desprende de la conocida “economía colaborativa”, es decir, un nuevo escenario donde las relaciones pasivas y dominantes han cedido su lugar a espacios de mutua colaboración, entendiendo que la economía realmente se basa en el trabajo en equipo, en la cooperación de los individuos y sociedades, pues su objetivo es la supervivencia y mejora de la humanidad. co-creacion-fuerza-creativa Para explicar la colaboración o co-creación debemos pensarla como una estructura, una organización alterna del sistema financiero tradicional. Ésta busca la colaboración mutua, el beneficio común a través de los que intervienen en ello, normalmente los actores que se conectan gracias a las nuevas tecnologías. La economía colaborativa ha dado lugar a nuevas tendencias como el Crowdsourcing, el Open Source o el Crowdfunding.[2] Ideas que están cambiando al mundo. Una idea muy actual, se basa en que todos tenemos un componente creativo que podemos aportar a una situación para resolverla o mejorarla. Todos somos seres sociales, activos, con ideas propias sobre los productos o servicios que consumimos, pero también sobre hacia dónde y cómo nos gustaría que se llevaran a cabo ciertas transformaciones sociales. Esto lleva, desde su origen, la idea de que tanto hombres como mujeres somos capaces de aportar soluciones y de ser agentes activos de cambio frente a realidades que demeritan el crecimiento humano. Este último punto, es especialmente llamativo en nuestra realidad, en la que las mujeres siguen padeciendo un rezago enorme frente a sus pares en el ámbito laboral y doméstico. Las mujeres de México siguen teniendo, por un lado, un papel mucho más responsable en sus familias: dedican más horas al trabajo doméstico, a la crianza de los hijos o bien al cuidado de los ancianos o personas enfermas. A pesar de la rápida incorporación de las mujeres al mercado laboral desde los años 70, persisten desigualdades en el acceso y en la calidad de los puestos de trabajo.[3] En el ámbito laboral formal las mujeres, en algunas organizaciones, no tienen las mismas oportunidades de promoción y desarrollo ni igualdad salarial que los hombres, empresarios mexicanos. Esto, que a muchos puede parecer frases trilladas y nada nuevo, implica algo mucho más relevante para todos: que las mujeres no logren tener acceso a posiciones de toma de decisiones, lo cual afecta a la sociedad en general. Las acciones para lograr una igualdad de oportunidades es un reto que diversos actores como la empresa, la sociedad y la mujer, tienen que afrontar, siendo que el problema de la brecha de género lo tenemos en la cabeza, en nuestros hogares y en los lugares de trabajo. A pesar de que las mujeres se gradúan de las universidades en mayor porcentaje que los varones, este hecho aunque significativo para borrar las desigualdades, no logra transformar la realidad de las mujeres a la velocidad que debería para mejorar su situación social. Hoy se observa un cambio de paradigma en muchos escenarios que se entendían como tradicionales y fijos. En el Womens´s Forum México 2016 se trató este tema y se señaló que, si bien se han realizado esfuerzos para superar las desigualdades entre hombres y mujeres en distintos ámbitos, es necesario no sólo tener consciencia de ello sino pasar a la acción. Para ello, la educación es y será la fuerza del cambio para alcanzar “la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres, la autonomía de ambos y por lo tanto detener la violencia basada en el género.”[4] Se reconoce que tanto en la empresa como en la sociedad e incluso dentro de la familia, el intercambio de visiones distintas entre géneros, edades, perfiles y perspectivas, enriquece el aprendizaje, mismo que conlleva a encontrar más y mejores soluciones. Finalmente, la construcción de un mundo mejor implica la co-creación entre géneros. Para alcanzar la igualdad es importante también involucrar en este cambio a los varones, jóvenes y niños, ya que la igualdad de oportunidades no es algo que sea una búsqueda de las mujeres sino de todos para lograr una prosperidad incluyente. Para que exista la co-creación en un espacio determinado es necesario que se construyan ecosistemas incluyentes encaminados a la igualdad de oportunidades, para lo cual los esfuerzos que se hacen desde la empresa para integrar a más mujeres con talento, en posiciones de la toma de decisiones; implica un compromiso y cambio de sus modelos de trabajo y estilos de dirección, con el propósito de crear equipos diversos en donde exista una voz complementaria de mujeres y hombres. También implica, a nivel gubernamental, encausar fondos en programas que den cabida al desarrollo real de mujeres y niñas. Cada persona tiene un compromiso personal para educar a los niños en la complementariedad, con el fin de difuminar los paradigmas y estereotipos asignados al papel de la mujer y del hombre en la empresa y el hogar. Además, para construir una sociedad sustentable en un ambiente de igualdad de oportunidades, es importante tener como base los derechos humanos y centrarse en la persona.[5] FUENTES Women´s Forum for Economy and Society, Building the Future with Women´s Vision Women´s Forum México 2016 “Blog: Reimagining and Co-creating a Gender-just Future”, September 7, 2016. Rutgers http://www.rutgers.international/news-opinion/news-archive/blog-reimagining-and-co-creating-gender-just-future [1] www.youngmarketing.co/co-creacion-la-llave-oculta-de-la-innovacion-empresarial/ [2] Colaboración abierta, código abierto y micromecenazgo. [3] Fuente: Mujeres en puestos de alta dirección en grandes empresas de América Latina; CEPAL, http://www.cepal.org/es/infografias/mujeres-en-puestos-de-alta-direccion-en-grandes-empresas-de-america-latina [4] Women´s Forum México 2016. [5] Fuente: El futuro de las mujeres, ONU mujeres, 2011. http://www.unwomen.org/es/news/stories/2011/6/the-future-of-un-women

¿Encontraste útil este artículo?

Comparte en redes sociales

Artículos relacionados

Conexión emocional para el liderazgo efectivo
ch-conexion-emocional-para-el-liderazgo-efectivo
Mente Digital
5 octubre, 2017
Como parte de un liderazgo estratégico, la conexión emocional es importante en el comportamiento del líder que busca un objetivo en...

Colaboradores: