Suscríbase por:

¿Qué impuestos debe pagar una empresa?

Sin categoría
Mente Digital
29.10.2017

que-impuestos-debe-pagar-una-empresa

Una parte importante dentro de las finanzas corporativas que debe considerar una empresa tiene que ver con el pago de impuestos. Los impuestos son contribuciones establecidas por la ley, con diferentes a los derechos, obligaciones de aportaciones de seguridad social y con contribuciones de mejoras.

Se dividen en:

● Impuestos directos que gravan una actividad económica, por ejemplo: el Impuesto Sobre la Renta (ISR).
● Impuestos indirectos que gravan el consumo, por ejemplo: el Impuesto al Valor Agregado (IVA).

Es importante recordar que, tanto en el caso de las personas morales como físicas, el Registro Federal de Contribuyentes (RFC) tiene la función de servir como identificación para el cumplimiento de las obligaciones fiscales, por lo que la inscripción de sus finanzas corporativas es obligatoria.

Entre los principales impuestos con los que debe cumplir una empresa, destacan:

1. ISR:

Está constituído por los ingresos del contribuyente, producto de su trabajo, de su capital o de la combinación de ambos.
La tasa de impuestos del ISR es de 34%, aunque pueden realizarse deducciones -título II de la ley del ISR-.

Además, si las personas morales pertenecen al régimen simplificado, existen ciertas facilidades en actividades como transporte, agricultura, pesca y ganadería -título II-A de la ley del ISR-.

2. IVA:

En este caso, se considera que quien paga el impuesto es el último consumidor del bien o servicio adquirido. Sin embargo, por sus características -de traslado y acreditación-, no es el consumidor sino el vendedor quien debe acreditar en sus finanzas corporativas el impuesto.

Entre lo que se encuentra gravado por la ley del IVA, destaca:

● La enajenación de bienes.
● La prestación de servicios.
● El uso o goce temporal de bienes (arrendamiento).
● La importación de bienes o servicios.
● La exportación de bienes o servicios.
● Impuesto sobre nóminas.

Grava las prestaciones en dinero o en especie que paguen las personas físicas o morales por concepto de las relaciones de trabajo personal subordinado.

Se genera al momento de pagar los salarios y debe ser entregado con fecha límite el día 15 del mes siguiente. Su tasa es de 2%, aunque por estar regulado por las entidades federativas, existen casos en los que las condiciones de titulares permiten hacer excepciones totales o parciales de dicho impuesto.

● Impuesto al activo.

Aunque una empresa no haya generado utilidades -y por ello, tampoco ISR- debe pagar una contribución sobre el total de sus activos (existen opciones de excepción).

● Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS).

De manera similar al IVA, grava las importaciones o comercialización de alcohol, cerveza, tabaco, cigarros, gas natural, gasolina y diesel. Su tasa de impuesto puede variar entre 20 a 60 por ciento.

● Impuesto sobre automóviles nuevos.

Se paga al momento de adquirir un vehículo nuevo. Para ser determinado se utiliza una tabla con tasas de entre 2 a 17 por ciento, de acuerdo con el valor del automóvil.

● Otros impuestos.

Tales como aportaciones al seguro social, contribuciones de mejoras a cargo de las personas físicas o morales que se beneficien directamente por obras públicas; derechos, contribuciones establecidas según el uso o aprovechamiento de los bienes de dominio público de la nación, así como por recibir servicios que presta el Estado; aprovechamientos, accesorios de los aprovechamientos y productos, contraprestaciones que preste el Estado en sus funciones de derecho privado, así como por el uso, aprovechamiento o enajenación de bienes del dominio privado.

¿Encontraste útil este artículo?

Mamut Comunicación Gráfica SA de CV es responsable de las opiniones expresadas en este sitio y de contenido de las mismas por lo que deslinda de responsabilidad a American Express Company (México), S.A. de C.V. de cualquier reclamación derivada de las mismas.

Colaboradores