Suscríbase por:

¿Cómo gestionar la innovación en su empresa?

Recursos Humanos
Mente Digital
03.02.2016

La gestión de la innovación implica sistematización, y ha de ocupar un lugar preferente en la planeación estratégica a futuro de una empresa, por lo que va más allá que la creatividad o la invención.

En este sentido, existen dos vías para incorporarla: bajo una estrategia tradicional, donde la tecnología es una alternativa secundaria que se utiliza luego de conocer los mercados y los clientes y las necesidades que de ellos se reconozcan, y en caso de que la empresa no la tenga, podrá adquirirla; la segunda se basa en fijar la tecnología, y buscar productos y mercados, que se desarrollan por empresas líderes tecnológicos.

Integrar este tipo de gestión en el resto de sistemas de gestión implantados no sólo brinda satisfacción hacia el interior, sino también otros beneficios empresariales como mayores oportunidades de negocio y de inversión.

Pese a que el proceso para gestionar la innovación puede llegar a ser el mismo para todas las organizaciones, los resultados serán distintos en función de sus objetivos, estrategia y cultura empresarial que las definen. Es decir, cada una buscará enfocar y desplegar sus recursos humanos, financieros, sistemas y su propio perfil de liderazgo de manera eficaz y competitiva mediante una estrategia de operaciones única.

¿Cómo gestionar la innovación en su empresa?

Método lineal para gestionar la innovación

El modelo lineal para la gestión de la innovación es una metodología donde está implícito el proceso de investigación y desarrollo necesario para una empresa, lo cual puede dar lugar a una serie de etapas; implica, además, tener en cuenta algunos elementos:

  1. Planificación de un sistema de gestión de la innovación
  2. Empleo de herramientas de innovación
  3. Generación y selección de ideas
  4. Planificación, control y ejecución de proyectos de innovación
  5. Medida, control y mejora del sistema de gestión de innovación
  6. Gestión del conocimiento y de la tecnología.

Con el objetivo de tener mayor control sobre los procesos de innovación, este modelo brinda un conocimiento vital sobre la compañía: misión, visión, sector en el que opera, productos/servicios que ofrece, unidades de negocio, ubicación, volumen de facturación, número de empleados, organigrama, cultura de la organización y otros aspectos generales que permitan situar el contexto en el que deberá desarrollarse la implantación del sistema de gestión.

De esta manera, a través de un modelo para gestionar la innovación, se puede conocer y aprovechar el conocimiento interno de las empresas, así como establecer metas y objetivos más realistas que ayuden a controlar los recursos y beneficios de dicha innovación.

 

Fuentes: Universidad Politécnica de Valencia, CEIPA.

¿Encontraste útil este artículo?

Artículos Relacionados

Mamut Comunicación Gráfica SA de CV es responsable de las opiniones expresadas en este sitio y de contenido de las mismas por lo que deslinda de responsabilidad a American Express Company (México), S.A. de C.V. de cualquier reclamación derivada de las mismas.

Colaboradores